tentaculo derecho

Diogenes

Reparto

Logos

Diógenes de Sinope

Decrépito anciano, cínico hasta la médula. Vive en un barril y su única posesión es su taparrabos. No está interesado en enseñar, ni en crear escuela, ni siquiera le importan los demás. Cinismo como forma de vida en la que todo le parece mal. Una vez frunció el ceño y así se quedó. Tiene fijación por las piedras y maestría a la hora de lanzarlas a todo aquel que le lleve la contraria
Y pese a todo, muchas veces es el único cuerdo en este mundo de locos

Epicuro de Samos

Joven hedonista, aprendiz de Diógenes, aunque no muy seguidor de su pensamiento. Le gustan las tetas, el vino, el placer y pasear por el campo. Quiere formarse como filósofo y crear su propia escuela de pensamiento. Muy inteligente para su edad, pero sumamente patán y vicioso cuando se lo propone

Hegesias de Cirene

Hedonista Cirenaico, pero de la rama de ser más triste que los caballitos pony. Colega de toda la vida de Diogenes, gusta de hacer partícipes a los demás de su pensamiento, lo que ha provocado no pocos suicidios. Está expulsado de Alejandría, la ciudad donde enseñaba. Por triste y por penas

Zenón de Elea

Filósofo fanático de Parménides y alumno de éste. Niega la existencia del movimiento, el tiempo o el espacio, y bueno, no es muy bien visto en la comunidad filosofica porque realmente nadie entiende de qué puñetas está hablando. Diogenes se la tiene jurada

Mitos

Hermes

Hijo de Zeus y Maya, miembro del Panteón Oímpico y tipo histriónico. Dios de los mercaderes, pastores, truhanes, psicobombo, rebosa ingenio y astucia, aunque no parezca más que un patán. Mensajero de los dioses y encargado de solucionar el pequeño problema de la repentina existencia del mito

Eris

Hija de Zeus y Hera, diosa de la discoria, el caos y los conflictos. Cuidadín con ella

Gorgona

Bestia mitológica de pocas palabras que gusta de convertir a la gente en piedra mientras intenta arreglarse la rebelde cabellera. Dicen las leyendas que Medusa era una mujer bella, pero aquí se demuestra claramente que la belleza está en el interior

Otros

Calisteo

Este Hoplita sin muchas luces está deseando hacerse un hueco en la historia, asi que cuando Ares, Dios de la Guerra, se le presentó para encargarle la misión de acabar con la gorgona, tomó su lanza y escudo y fue feliz a encargarse de la bestia